Posteado por: wizfun | 5 mayo, 2016

Sobre la ética y la secta, por Javier Nart 

Libertad es poder discrepar sin miedo a represalias. Es un enunciado tan evidente que defenderlo resulta obvio. Pero en estos tiempos que corren es necesario recordarlo. Hace unos días en el Parlamento Europeo apareció un personaje que, invitado por un grupo político, que se define como demócrata ¡y progresista!, (los responsables-irresponsables de IU y de Podemos -Bildu viene de donde viene-), afirmó ante el aplauso de sus anfitriones que los asesinos, extorsionadores y secuestradores (de los que fue parte) eran o “presos políticos” o “exiliados”.

Sourced through Scoop.it from: www.eleconomista.es

See on Scoop.itWfun xtreme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: