Posteado por: wizfun | 18 noviembre, 2015

Tetillas de monja, por Javier Pérez de Albéniz

En Ávila luce un sol espléndido junto a la muralla, un cercado románico que en el siglo XXI protege del aire frío a los turistas que se bajan y suben del trenecito, se hacen selfies y compran cajas de dulces para llevarse como recuerdo. Las yemas, el producto estrella, me resultan demasiado dulces y empalagosas. Yo prefiero las tetillas de monja, unas pastas artesanas de mantequilla y nata que tienen, según la publicidad del fabricante, una “atractiva forma”

Sourced through Scoop.it from: www.eldescodificador.com

See on Scoop.itWfun xtreme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: